Cómo enfrentar la idea de renunciar a tu emprendimiento
Emprendimiento Digital,  MiBlog

Cómo enfrentar la idea de renunciar a tu emprendimiento.

¡Hola de nuevo! Con frecuencia he leído artículos relacionados a «emprender sin dejar tu trabajo actual», pero ¿Qué ocurre cuando se piensa en renunciar al emprendimiento? Porque si, esto es también una realidad. En este post, me he dispuesto a contarlo todito sin dejar nada por fuera.

Hoy te lo explico.

Una seguidora muy querida fue quién me inspiró a escribir este post (nuevamente para ti: MIL GRACIAS! ), vía Instagram compartió algo muy personal y la verdad, es más común de lo que pensamos.

Por respeto a su privacidad no comparto su nombre ni el motivo que está originando este malestar, pero si el mensaje enviado (previa autorización).

Me encantó que me planteara esta situación por la que lamentablemente ha pasado, la mayoría de las veces este punto en particular se calla. Sabemos que ocurre, pero hay un silencio como si reconocerlo hiciera que apareciera una huella negativa en nuestra vida profesional. Esa conclusión está muy lejana de la realidad.

En mi caso lo digo abiertamente, me ha pasado e incluso más de una vez. Por razones muy distintas a la de la chica, pero la conclusión de perder las ganas si que han aparecido y con todas las de la ley.

¿Qué he aprendido?

Los tips que compartiré contigo a continuación son basados en mi experiencia, nada es definitivo, cada vida es diferente, solo espero de corazón poder inspirarte y ayudarte en caso de que pases por un momento similar.

  1. Pase lo que pase, todo tiene solución. A veces por diversos motivos, pensamos que lo que nos sucede es tan grande que no tiene una salida o una solución. Créeme que absolutamente todo lo tiene. Aquí quiero hacer un paréntesis del tamaño del mundo, «detente si crees que no puedes encontrarlo sola(o)», porque puede suceder y es totalmente normal, es allí cuando te recomiendo el siguiente punto:
  2. Cuéntalo, no tengas miedo ni pena. Recurrir a profesionales es lo más indicado, contarlo todo y ponerse en manos de expertos es la mejor manera de encontrar un camino y por ende una solución. Otro consejo que te doy es que no consultes en Google y sigas recomendaciones por parte de personas desconocidas, éstas solo sirven para tener una noción de algo, simplemente referencias ante una situación, pero no debería ser tomada como la única salida.
  3. Deja fluir. Una de las cosas que me ha ayudado es no tener ni expectativas ni apegos, lo sé, se dice fácil pero esta simple acción para mi ha sido totalmente clave.
  4. Respeta tu ritmo, el que llevas es simplemente perfecto. Si están atravesando por el problema que te lleva a pensar en renunciar a tu emprendimiento, toma los días con calma, no te precipites ni te presiones, no hay un tiempo límite perfecto. Tomar unos días en pausa dedicándome a otras cosas me ha servido de mucha ayuda, sobre todo realizando actividades en las cuales puedes despejar la mente, incentivar la creatividad y ver las cosas de otra manera.
  5. Pregúntate si de corazón renunciarías a tu emprendimiento. Esta pregunta hazla para responderla de corazón, no para quedar bien con otras personas, porque tienes la capacidad de tomar tus propias decisiones. Si, esta pregunta también me la he hecho y fue la que me ayudó a decidir sobre por cuál camino tomar.
  6. ¿Por qué comenzaste? Allí encontrarás la magia pura porque por esas intenciones comenzaste, entonces ¿Por qué no retomarlas? Anota todas las razones que te vengan a la mente y procura que sea en un lugar visible para tenerlo siempre a mano. Piensa también, si esas intenciones para este momento tienen cabida o las cambiarías.

¿En qué momentos he pensado desistir?

Una de las razones por las cuales pensé en desistir fue mi experiencia con las conferencias online. La verdad cumplieron los objetivos, pero con esa experiencia aprendí dos cosas: 1: Que no todos quienes te sonríen son amigos, 2: A veces las personas que menos pensamos te demuestran con acciones lo contrario a lo que decían sus palabras. De verdad me decepcioné tanto que no he realizado ninguna conferencia desde ese momento y si, pensé en no seguir adelante. ¿Qué ocurrió después? El haber tomado una pausa luego de esos días tan pesados me ayudaron a organizar las ideas, a tomar impulso y volver a retomar la marca con muchos cambios de por medio.

Otro de los momentos en los que pensé en desistir, fue casi al principio de emprender, cuando los clientes no llegaban a ritmo acelerado (si, pensaba a ese ritmo). ¿La verdad? Cuánto más nos desesperamos, lo que ocurre es que seguimos bloqueando todo el proceso. En ese caso particular me ayudó muchísimo el analizar la marca y ver realmente por qué no estaban llegando clientes solicitando asesorías. Comprendí luego que todo llega cuando hay esfuerzo de por medio, porque si, aquí también todo tiene solución.

Si decides seguir adelante, ¿ A qué debes renunciar?

Una vez decidí seguir con mi camino luego de la pausa, hay cosas que determiné que dominaría a tal punto de no dejar que agarraran terreno sobre todo en mi mente. La verdad todo comienza con un pensamiento y si no lo controlamos a tiempo, se vuelve algo como efecto blog de nieve: es decir, de algo pequeñito, se convierte en una montaña de dudas y factores que pueden ser capaces de detenernos.

Cuando decidas seguir piensa en el por qué de tu emprendimiento, en qué crees que está el problema, si puedes solucionarlo por tu cuenta o solicitar ayuda, luego comienza elaborando un Plan de arranque realista y motivador.

Comparto contigo lo que si debes dejar atrás si quieres avanzar:

  • Zona de Confort.
  • Miedos.
  • Dudas.
  • Incertidumbres.
  • Desorganización.
  • Procrastinación.
  • Imitación.
  • Comparación.

Si decides realmente renunciar ¿Qué pasaría realmente?

La verdad: absolutamente nada. Tan simple como te lo he escrito. El mundo seguirá su curso y el tuyo también, pero una vez lo hayas decidido tómalo como una lección de la cual sacarás tu propio aprendizaje. No puedo predecir cuál sería tu futuro si cambias de decisión, lo que si te puedo garantizar es que las lecciones ocurren para enseñarnos a avanzar, dejan huella y no lo tomes como algo negativo, hazte una pregunta, que me atrevería a decir: casi obligatoria para estos casos. En vez de preguntarte: -«¿Por qué me pasó esto a mi?, pregúntate: ¿Con todo esto qué debo aprender? Verás que automáticamente tu percepción cambia y será más llevadero el proceso.

Mis conclusiones ante plantearse renunciar a un emprendimiento.

He leído muchas historias de emprendedores conocidos y la verdad ninguno ha llegado a triunfar sin antes haber realizado otras actividades.

De verdad si estás ante esta disyuntiva siempre toma tiempo antes de tomar una decisión definitiva y pregúntale a tu circulo cercano su opinión, quizás escuchar otras opiniones te ayuden a tener una mejor visión de todo. Jamás tomes una decisión en un estado de molestia, porque allí si te digo que es algo que no debes hacer, las decisiones déjalas para momentos en los que tengas tranquilidad y tengas la posibilidad de ver las cosas de una forma diferente. Todo lo que vives ya está en tu camino y de ello puedes aprender. No trates de verlo como el fin del mundo, y si, comprendo perfectamente que cuando pasamos por momentos duros se nos viene todo encima pero forma parte de la vida misma). Te apuesto a que en este momento hay muchas personas pasando por esa decisión, así que sigue adelante porque nada es en vano, solo es el final y posiblemente es el inicio de algo mejor en tu vida. Piensa en ti, pero también piensa en los demás, con esto me refiero a tu emprendimiento, porque debería tener como premisa principal el mejorarle la vida a alguien.

Si crees que este contenido te ha sido de utilidad y crees que puedes ayudar a otra persona que está pasando por un momento similar, por favor no dudes de comentar y compartir. Seamos portadores de soluciones y buenos consejos.

Por último recuerda suscribirte a la Newsletter para noticias y contenido exclusivo.

¡Hasta el siguiente post!

Deja un comentario

Responsable » Elizabeth Coelho.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Small Orange domiciliados en Estados Unidos. Ver política de privacidad de Small Orange en: https://asmallorange.com/legal/privacy/.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Plazo de conservación de los datos » Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web: https://elicommunity.com/politica-de-privacidad/

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *